El racismo – un artículo para los jóvenes de GAIR TV

Con la muerte de George Floyd, hace poco más que un mes, el mundo volvió a fijar sus ojos en un problema muy antiguo pero no por eso menos presente, el problema del racismo. Muchas personas no están al tanto de lo impregnado que está el problema de la acepción racial, no solamente en las culturas occidentales, sino en todas.

La razón por la que el problema del racismo es ampliamente ignorado se da mayormente por el escenario en el que toma lugar. Entre los múltiples ataques de índole racista que se dan día a día, los asesinatos son la dimensión más obvia y pública. Pero el problema que sugiere la temática no lo hallamos en los asesinatos, sino mucho más profundo, en las cosmovisiones de cada civilización.

¿Por qué el problema no está en los asesinatos? Probablemente el mejor ejemplo de esa verdad fue el del asesinato de George Floyd. La intención del policía no era la de asesinar, o si no se hubiera asegurado de haberlo hecho en un espacio menos público donde el riesgo de testigos oculares o de cámaras de seguridad estuviera menor. Me atrevería a decir incluso que lo indignante de su acto no fue en primer lugar la técnica que aplicó, poniendo su rodilla en el cuello de George Floyd. Lo verdaderamente indignante fue que la voz del afro-estadounidense no tuvo valor alguno para él ni tampoco para sus colegas.

Y sin profundizar más al caso de George Floyd, quiero subrayar a lo que personalmente considero el problema central: el de la voz del que considero menor a mí cultura. El problema no es solamente de índole europea o estadounidense, sino que también es un problema en América Latina y en todas partes del mundo. Cuando te preguntaría que me hagas una breve lista de las top 3 culturas de todo el mundo, estoy seguro que la tuya la pondrías bien arriba y conforme irías debatiendo en tu mente a favor y en contra de otras culturas agregarás 2 otras culturas que de seguro tendrían relaciones con valores que son altamente presentes en la tuya propia.

No quiero hacer un análisis muy detallado del sistema de valores y de cosmovisiones de las culturas, sino que quiero llevar al problema del racismo más ignorado a la consciencia tuya, el problema de los prejuicios a base de valores culturales. No es un secreto que todos creemos haber nacido en la mejor cultura posible. Eso es porque vemos a todo el mundo exclusivamente desde nuestra perspectiva y los filtros que aplicamos, para evaluar a otros, siempre van a ser los valores de nuestra cultura.

Ahí es donde el racismo nace. Cada uno de nosotros tiene de por si una tendencia racista en su razonamiento. Eso es porque siempre consideramos más importante a lo que (mayormente) por cultura aprendimos a valorar más. Automáticamente todos los valores de otras culturas están cada vez más abajo en nuestra lista de prioridades, así funcionan las cosmovisiones. Pero hasta ahí todavía no tenemos un problema grave, sino puede verse hasta desde el punto de vista de la preservación de las culturas, que es algo muy positivo.

El problema empieza cuando considero menos importante a la vida de otra persona por el simple hecho de que no compartimos los mismos valores. Y ojo, el racismo no se expresa solamente cuando, como en el caso de George Floyd, una persona es asesinada por el descuido de un policía que no consideraba digna la voz de una persona de piel oscura que le decía repetidas veces que no podía respirar. El racismo se expresa por sobre todo en los momentos en los que podemos elevar la calidad de VIDA de una persona, pero no lo hacemos porque consideramos a nuestro aporte (sea tiempo, dinero, educación, etc.) como una pérdida al invertirla en una persona que no tiene los mismos valores que nosotros.

… y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado. (Santiago 4:17)

2 comentarios en “El racismo – un artículo para los jóvenes de GAIR TVAñade los tuyos →

  1. Muy bueno el artículo, viene muy al caso. Pero siendo objetivo y respetuoso no creo que todos creamos que vivimos en la mejor cultura existente. Y si, la cultura puede ser que nos moldee pero también influyen muchos otros factores (especialmente en la moral, que algunos dirían que es subjetiva) que son determinantes en nuestros juicios. La familia puede ser uno de ellos, la religión puede ser otro, si bien es cierto que en un país ateo es mas difícil que una persona se convierta al cristianismo no se descarta que mediante otras influencias una persona pueda llegar a ser objetiva y pensar diferente a como la cultura lo impone. Muy buen artículo otra vez. Saludos:

    1. Hola Matias. Gracias por tu opinión, voy a tenerla en mente cuando hablemos hoy a la noche sobre el racismo, sus raíces y consecuencias. Aprecio mucho que te hayas tomado el tiempo de evaluar críticamente el contenido del artículo y aclararé algunas opiniones mías respecto a las culturas en el envivo y capaz ahí te pueda explicar a qué me refiero con la afirmación de que creemos todos tener la mejor cultura. Por lo demás te deseo muchas bendiciones! Nos vemos a la noche!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *